Sola gratia representa un regreso a la doctrina bíblica de la salvación por gracia mediante la fe. Nuestra postura justificada ante Dios es imputada por la gracia a causa de la obra de Jesúcristo nuestro Señor. En contraste con las doctrinas de mérito personal impartido por Roma, sola gratia y las doctrinas de la gracia, – depravación total,  elección incondicional, la redención particular, y la perseverancia de los santos – fueron predicadas por todos los reformadores protestantes en todo el movimiento protestante.

Es un favor de parte de Dios que no merecemos

“Cristo, por su obediencia y muerte, saldó totalmente la deuda de todos aquellos que son justificados; y por el sacrificio de sí mismo en la sangre de su cruz, sufriendo en el lugar de ellos el castigo que merecían, hizo una satisfacción adecuada, real y completa a la justicia de Dios en favor de ellos; sin embargo, por cuanto Cristo fue dado por el Padre para ellos, y su obediencia y satisfacción fueron aceptadas en lugar de las de ellos, y ambas gratuitamente y no por nada en ellos, su justificación es solamente de pura gracia, a fin de que tanto la precisa justicia como la rica gracia de Dios fueran glorificadas en la justificación de los pecadores.” (Confesion Bautista de 1689)

¿QUÉ DICE LA BIBLIA AL RESPECTO?

“El os dio vida, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados… Por gracia sois salvos por medio de la fe, esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras para que nadie se glorie”.” (Efesios 2: 1. 8-9)

«A los que antes conoció, también los predestinó para que fueran hechos conforme a la imagen de su hijo… y a los que predestinó, a estos también llamó y a los que llamó, a estos también justificó, y a los que justificó, a estos también glorificó”. (Romanos 8: 29-30)

 

Artículos de Fe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *